Gear Acquisition Syndrome (GAS)… o si lo prefieres en español, Síndrome de Adquisición de Equipamiento (o Equipo). ¿Has escuchado mencionar este término?

¿Por casualidad tienes decenas de pedales de guitarra, y aún así quieres más porque no estás satisfecho con el sonido?

¿Te pasas viendo lo último que ha salido de tecnología musical con el fin de comprarlo?

¿Cambias tu multiefecto o tus pedales frecuentemente con el propósito de tener «lo último» (aunque lo que tienes actualmente te funciona perfectamente bien)?

¿Tienes 10, 15, 20 guitarras… y no tienes tiempo para utilizar ni la mitad de ellas?

En esta ocasión quiero hablarte sobre esta conducta que afecta a muchos guitarristas y aficionados de otras actividades de entretenimiento, y a la vez compartir mi propia experiencia.

¿Listo? ¡Vamo’ al mambo!

¿Qué es eso de Gear Acquisition Syndrome (GAS)?

En primer lugar, nada que ver con eructos o flatulencias.

El Gear Acquisition Syndrome (o GAS por sus siglas en inglés) es básicamente la tendencia de comprar más equipo del que realmente utilizas y/o puedes pagar. Es tan popular, que incluso la revista Psychology Today publicó un artículo sobre ella varios años atrás.

Afecta, no solo a guitarristas, sino a otras personas que practican hobbies (pasatiempos) que requieren la compra de equipo, especialmente de tecnología. Por mencionar un ejemplo, el Gear Acquisition Syndrome es muy común también entre aficionados a la fotografía.

Pero, ¿en realidad es tan malo?

En realidad no hay maldad en mirar y admirar. Creo que a todos los músicos nos gusta curiosear sobre lo último que ha salido en el mercado.

Por otro lado, debes considerar que el Gear Acquisition Syndrome es, en esencia, una forma de codicia adictiva. Y aunque la Biblia no menciona el Gear Acquisition Syndrome, sí nos ofrece pautas claras respecto a la codicia:

«No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna que sea de tu prójimo.»

Éxodo 20:17 (RVA-2015)

El problema está cuando esta inocente actividad empieza a escalar más allá de una inocente curiosidad. Y cuando hablo de escalar, no me refiero a comprar algo. La RAE define codiciar como desear con ansia riquezas u otras cosas. En otras palabras, con solo desear apasionadamente en tu corazón algo, al punto en el cual te quita la paz, ya estás codiciando, aún si no lo has llevado a la acción.

Y esto, guitarramigo, puede causarte varios problemas. Permíteme compartir mi experiencia…

Mi experiencia con el Gear Acquisition Syndrome

Hace años atrás era un comprador compulsivo de equipo e instrumentos musicales. Por lo general no compraba equipos sumamente caros. Pero mi problema no era el costo, sino la frecuencia con la cual lo hacía.

Recuerdo que, en nuestra antigua casa en Puerto Rico, tenía un cuarto que había convertido en un estudio de grabación. Este cuarto estaba lleno de instrumentos y equipos musicales que había adquirido poco a poco. Si fuese a estimar el porcentaje del equipo que realmente utilizaba y necesitaba, yo diría que era un 30 – 40% de lo que tenía. El resto era producto de mis hábitos compulsivos de compra.

Tenía más de 10 guitarras, y honestamente no tenía tiempo para tocarlas todas y/o mantenerlas. Algunas de ellas llevaban meses o incluso años guardadas en el closet (armario o guardarropa) sin usar. Mi excusa para no venderlas era que «en algún momento me contratarán para hacer un trabajo de grabación en el cual necesite el sonido específico de X guitarra» y me convencía a mí mismo que no debía venderla con este argumento. Igual me sucedía con múltiples pedales, mezcladoras, cables, micrófonos, etc. Siempre encontraba una buena excusa para aferrarme a esos equipos, e incluso adquirir más.

Con el tiempo esto me trajo problemas. Mis tarjetas de crédito acumularon un balance alto innecesariamente, algo que con frecuencia provocaba discusiones innecesarias con mi esposa.

No fue hasta que reconocí mi error que esto comenzó a mejorar. Recuerdo que, cuando decidí comenzar a enmendar este error que estaba cometiendo, hice lo siguiente:

  • Llamé a mi esposa y le entregué mi tarjeta de crédito, a fin de evitar la tentación de utilizarla nuevamente.
  • Decidí voluntariamente rendirle cuentas de todo lo que iba a comprar, con tal de evitar caer nuevamente en la trampa de comprar cosas innecesarias.
  • Juntos tomamos la decisión de comprar solo aquello que era necesario para el trabajo que necesitaba desempeñar como músico y profesor, y hacerlo con el dinero que teníamos disponible (o sea, sin utilizar tarjetas de crédito).

Con el tiempo esto fue mejorando muchísimo. Pero aunque ya no compraba equipo de la manera en la cual lo hacía antes, seguí aferrado a lo que tenía, pensando que era necesario. No fue hasta que decidimos mudarnos a Florida, EE.UU. que realmente comprendí que podía hacer mi trabajo con mucho menos de lo que tenía. Al mudarnos, tuve que vender la mayoría de mis instrumentos y equipos musicales. Recuerdo que en el viaje solo traje una maleta con lo que necesitaba para ofrecer clases de guitarra online y grabar mis lecciones.

Te imaginarás mi sorpresa cuando descubrí que, de tener un cuarto lleno de equipo e instrumentos musicales, podía hacer mi trabajo simplemente con el equipo que llevaba en una maleta. De hecho, con solo ese equipo inicié la escuela de guitarra online en el 2018 y grabé los primeros cursos, desde un apartamento en Florida.

Los problemas que puede traer el Gear Acquisition Syndrome

La codicia de equipo musical, y en especial el Gear Acquisition Syndrome, es un problema serio que muchos no le dan la importancia que merece. Lamentablemente muchos músicos lo ven como algo normal del oficio, ignorando que puede traer problemas como:

  • Adicción
  • Crisis financiera
  • Ansiedad
  • Problemas familiares

Uno de los problemas del Gear Acquisition Syndrome es que la mayoría de las compras se realizan de manera pasional o compulsiva, sin realmente meditar si son necesarias. La Biblia nos advierte al respecto:

«Los bienes adquiridos apresuradamente al comienzo al fin de cuentas no serán bendecidos.»

Proverbios 20:21 (RVA-2015)

Cómo evitar ser dominado por el Gear Acquisition Syndrome

Permíteme ofrecerte algunas recomendaciones para lidiar con el Gear Acquisition Syndrome.

#1 No cedas a la presión de comprar todo lo que veas

Guitarramigo, sé que es sumamente tentador mirar los nuevos instrumentos y equipo que están saliendo en el mercado. Encima de esto, a veces sentimos la presión de nuestros compañeros y amigos músicos que constantemente están comprando cosas nuevas, y no queremos «quedarnos atrás» con equipo anticuado.

La realidad es que no necesitas tener lo último en amplificadores, efectos o instrumentos; ni utilizar el mismo equipo que usa tu guitarrista favorito, para ser un músico de excelencia. He visto músicos profesionales con equipo viejo – de 10 años atrás o más – con un sonido impresionante y una ejecución impecable. Y también he visto músicos con lo último en equipo – de los más caro en el mercado – cuyo trabajo no es de excelencia e incluso da mucho que desear.

Como dice el viejo refrán, «no es la flecha, sino el indio». No es el equipo lo que te hace un buen músico, sino tu habilidad para ejecutarlo. Por eso me gusta enfatizar a mis alumnos que, más allá en invertir en equipos carísimos (que se vuelven obsoletos en poco tiempo), inviertan en su capacitación como guitarristas adoradores. Esta es una inversión que, sea que tengas una guitarra de $200 o $2000, te permitirá ser un músico de excelencia para Dios.

#2 Ten presente las estrategias de mercadeo

Las compañías de equipo musical emplean muchas estrategias para tratar de convencerte de que necesitas ese nuevo equipo para ser un buen guitarrista. Pero la realidad es que, en la mayoría de los casos, no es así.

Un elemento que muchas compañías utilizan en sus campañas promocionales es el utilizar a guitarristas y músicos muy conocidos para influenciar tu decisión de compra – los famosos sponsorships o auspicios. Muchos de estos artistas reciben equipos gratuitos o a un precio con descuento de estas compañías, con la condición de que los utilicen de manera pública en sus presentaciones y así promuevan el uso de estos instrumentos o equipos. Al ver esto, muchos músicos caen en la trampa de pensar que la única manera de obtener ese sonido es adquiriendo el mismo equipo que utilizan sus músicos favoritos.

Es importante que entiendas que el comprar ese equipo que tu artista favorito está promocionando no necesariamente te hará sonar como él. De hecho, en la mayoría de los casos es muy difícil obtener el mismo sonido. Hay muchos factores que afectan el sonido: la destreza del músico, la guitarra y sus partes, el amplificador, los pedales, etc. Incluso, la manera en la cual el ingeniero de mezcla y/o masterización procesó la grabación puede cambiar radicalmente el sonido. Esta es la razón por la cual muchos guitarristas compran una nueva guitarra, amplificador o efecto esperando sonar igual a X guitarrista que vieron usándolo, y luego se frustran porque no pueden obtener el mismo sonido.

#3 Aprende a usar bien lo que ya tienes

Con frecuencia nos infatuamos con ese nuevo equipo que recién salió en el mercado, y quedamos perplejos con todas sus capacidades. Sin embargo, muchas veces el equipo que tenemos actualmente es perfectamente capaz de hacer todo o casi todo lo que ese nuevo equipo hace… y a veces hasta mejor.

El problema es que no nos preocupamos por conocer bien el equipo que tenemos con el fin de sacarle el máximo. Nunca nos molestamos con leer los manuales o al menos buscar tutoriales que nos expliquen sus capacidades.

Antes de cometer el error de invertir en un nuevo equipo, pregúntate: ¿mi equipo actual puede hacer el trabajo? Es muy probable que, invirtiendo un poco de tiempo en conocer lo que ya tienes, te maravilles de todo lo que puedes hacer sin invertir un centavo adicional.

#4 Capacítate como músico

Si tuvieras de frente a 2 guitarristas – uno profesional y otro aficionado – y colocarás en sus manos exactamente el mismo equipo musical, te aseguro que no sonarían igual.

¿Por qué? Nuevamente, «no es la flecha, es el indio». Algo que muchos guitarristas fallan en comprender es que la excelencia musical está en el ejecutante, no en el equipo. De hecho, mucho del sonido del instrumentista está en sus manos. Aún si estás utilizando la distorsión más cargada y comprimida que puedas imaginar, la manera en la cual toques hará una gran diferencia.

Ya lo había mencionado previamente, pero lo repito: invierte en tu capacitación como músico. Al capacitarte te darás cuenta de que muchas cosas que pretendes lograr comprando equipo en realidad solo se logran invirtiendo tiempo en mejorar tu técnica y conocimiento musical.

#5 Dedica más tiempo a practicar y menos a curiosear

Como ya mencioné, nada malo hay en mirar lo nuevo que hay en el mercado. Sin embargo, perder horas mirando cosas que en realidad no necesitas en realidad no es productivo.

En vez de perder mucho tiempo investigando el mercado, mejor invierte ese tiempo en practicar tu instrumento. Te aseguro que obtendrás más fruto de ello.

4 Preguntas Clave para Evitar ser Víctima del Gear Acquisition Syndrome

Cuando creo que necesito comprar algo nuevo y no estoy seguro, en primer lugar pido dirección y sabiduría a Dios. En adición a esto, el hacerme las siguientes preguntas me ayuda a tomar una decisión acertada:

  1. ¿Realmente necesito esto ahora o puede esperar a más adelante? Evita caer en la trampa de las «promociones por tiempo limitado». Es muy probable que más adelante haya otra promoción similar.
  2. ¿Tengo el dinero para comprarlo? O si me decido por utilizar una tarjeta de crédito, ¿realmente tengo el presupuesto para hacer los pagos de manera responsable y saldarlo en un tiempo prudente, sin endeudarme? Nunca faltes a tus responsabilidades financieras primarias (hacer compra, pagar servicios básicos, etc.) por comprar algún equipo nuevo.
  3. ¿Tengo actualmente algún equipo o instrumento que realice la misma función? Como ya mencioné, en ocasiones nos infatuamos con los nuevos equipos, y no nos damos cuenta que lo que tenemos actualmente tiene la capacidad de hacer lo mismo. Muchas veces podemos llevar años utilizando un equipo sin descubrir todas las capacidades que tiene. Esto es especialmente cierto en equipos digitales, como pedales multiefectos o amplificadores con efectos integrados. Busca información adicional en Internet o échale un vistazo al manual; probablemente te sorprenderás de las funciones que tiene tu equipo actual y no estás usando.
  4. ¿Existe algún equipo o instrumento de calidad comparable que pueda hacer lo mismo, y cueste menos? Con esto no quiero decir que siempre compres lo más barato y de baja calidad por ahorrar dinero. Como músico de excelencia, mereces tener el mejor equipo posible para expresarte. Sin embargo, en ocasiones nos fijamos en equipos muy caros, cuando en el mercado existen otros similares que pueden hacer lo mismo a un costo mejor. Investiga bien, lee los reviews (opiniones y experiencias) de otros músicos y mira algunos tutoriales en YouTube antes de hacer la compra. Puede que descubras una opción que se ajuste mejor a tus necesidades y presupuesto actual.

Coda

Para terminar, te dejo la grabación en vídeo de una de las reuniones de Crescendo Espiritual en la que hablé sobre el tema del Gear Acquisition Syndrome:

¡Un fuerte abrazo y bendiciones, guitarramigo!

Ángel Candelaria
Ángel Candelaria

Profesor de guitarra apasionado por la enseñanza musical online.
En mi blog Angel’s Guitar ayudo a guitarristas que desean servir a Dios con su instrumento a desarrollar su talento musical con excelencia. ¿Te unes a mi comunidad de guitarristas con propósito?

Share This