“Ángel, quiero aprender a tocar guitarra, pero no tengo tiempo”

“Quisiera mejorar en la guitarra, pero trabajo largas horas y no me sobra tiempo para practicar”

¿Te suena familiar alguna de estas citas? Me atrevo a decir que sí.

Y no; no leo mentes ni tengo bola de cristal. Lo sé porque recibo a diario mensajes de los suscriptores a mi newsletter diciéndome que les cuesta practicar por falta de tiempo, principalmente por su trabajo.

Por eso en este artículo quiero ofrecerte algunos consejos para ayudarte a encontrar tiempo para practicar la guitarra. Incluso me atrevo a decirte que es muy probable que ya tengas el tiempo y no te has dado cuenta.

¿Crees que no? Ya verás que es posible. A veces estamos tan encerrados en nuestra rutina diaria que pasamos por alto algunas opciones y alternativas para redimir tiempo.

Y eso es precisamente lo que deseo hacer con este artículo: presentarte diversas opciones para encontrar tiempo para practicar la guitarra y mejorar como músico.

De hecho, muchos de los consejos que te daré no solo te ayudarán a encontrar tiempo para practicar la guitarra, sino también para otras actividades en tu vida.

¿Listo para encontrar ese tiempo extraviado en tu rutina? ¡Pues vamo’ al mambo!

La cruda realidad detrás de la falta de tiempo

Ahora que tengo tu atención, permíteme decirte algo. Y te advierto que es muy probable que no te agrade.

Verás, en lo personal no creo que exista tal cosa como falta de tiempo. Para mí, la expresión “no tengo tiempo” es solo un síntoma de un problema mayor.

Seguro que alguna vez te has sentido muy enfermo y has tenido fiebre. Es una sensación muy desagradable. Sientes todo tu cuerpo ardiendo, la frente sudorosa; todo lo que quieres es recostarte en una cama deseando que se te pase lo antes posible.

Sin embargo, ¿la fiebre es la causa de tu problema? No hace falta ser médico para saber que no. La fiebre es solo síntoma; probablemente la causa es alguna infección en tu cuerpo, una gripe o alguna otra enfermedad.

Y para solucionarlo, tienes que atacar la raíz del problema. Puede ser que algún medicamento te alivie la fiebre por un tiempo, pero si tienes una infección la fiebre regresará.

Nuevamente, necesitas atacar la raíz de la infección para resolver el problema. Si curas la infección, la fiebre se irá por sí sola.

Pues lo mismo pasa con la falta de tiempo: no es el problema en sí, sino un síntoma de uno o más problemas que pueden estar escondidos detrás. Si resuelves esos problemas, encontrarás más tiempo para practicar de forma natural.

Y de todos esos problemas, creo que el más común es la…

Falta de prioridades bien definidas

Es simple: cuando realmente quieres algo, harás lo que tengas que hacer para conseguirlo.

Así que la primera pregunta que debo hacerte es la siguiente: ¿Realmente quieres aprender a tocar guitarra? O si ya sabes tocar algo pero lo que deseas es progresar como guitarrista, ¿realmente estás dispuesto a hacerlo?

Quizás te extrañe esta pregunta, pero la realidad es que mucha gente dice que quiere aprender a tocar o mejorar su ejecución en la guitarra, pero a la hora de la verdad no están dispuestos a hacer lo que tienen que hacer para conseguirlo.

En otras palabras, es algo que quieren hacer, pero no es una prioridad. Y a menos que el aprender música sea una prioridad en tu vida, no vas a lograr aprender a tocar o mejorar tu ejecución en la guitarra.

Con esto no quiero decir que tengas que dejar tu trabajo o llegar tarde al mismo para practicar la guitarra. Tampoco quiero decir que descuides el tiempo de tu familia. Eso no es prioridad, sino falta de balance e irresponsabilidad.

Lo que sí quiero decir es que, si realmente deseas desarrollarte en la guitarra, tendrás que restar tiempo a otras cosas, o dejarlas de hacer, para dedicarle tiempo a la guitarra.

La semana solo trae 7 días, y el día solo 24 horas, así que no existe otra manera. Por ende tendrás que decidir qué es prioridad para ti y dedicarle más tiempo; y qué puede pasar a un segundo o menor plano en tu vida, y dedicarle menos tiempo o simplemente pasar de ello.

No pain, no gain. Sin sacrificio no hay avance.

¿Estás dispuesto a hacerlo? ¿Realmente tu deseo de aprender es tan fuerte como para hacer los ajustes necesarios en tu rutina para lograr este objetivo?

La decisión es tuya, guitarramigo. Pero si deseas lograr este objetivo, tienes que estar dispuesto a hacer cambios y establecer la música como una prioridad en tu vida. De lo contrario ninguna de las recomendaciones que te daré a continuación te servirán de algo.

¿Cómo puedo hacer de la guitarra una prioridad?

No sé a ti, pero a mí me encanta la serie de películas de Harry Potter. Mi esposa y yo las tenemos todas, y de vez en cuando hacemos maratones de varios días para verlas una detrás de la otra.

Sí, lo sé. Quizás te preguntes qué tiene que ver Harry Potter con establecer prioridades. Ten paciencia, que en breve comprenderás.

En la película Harry Potter y el Prisionero de Azkaban hay una escena donde Harry está aprendiendo a realizar el encantamiento llamado Patronus, con la ayuda del profesor Lupin. El objetivo de este encantamiento es ahuyentar a los dementores, criaturas que literalmente succionan la vida de sus víctimas.

Según el profesor Lupin le explica a Harry, para hacer este encantamiento de manera efectiva es necesario pensar en un recuerdo o memoria que provoque emociones muy fuertes. Así que Lupin le pide a Harry que piense en algo adecuado.

Una vez Harry indica que está listo, Lupin abre un gran cajón, del cual sale una criatura en forma de dementor.

Al ver la criatura, Harry intenta realizar el Patronus. Sin embargo, falla y se desploma al piso.

Cuando vuelve en sí, el profesor Lupin conforta y anima a Harry, indicándole que no era un dementor real sino un inofensivo boggart (una criatura que toma la forma de aquello que más temes).

Luego le pregunta a Harry en qué estaba pensando al hacer el encantamiento. Harry responde que pensó en la primera vez que montó su escoba voladora.

A lo que Lupin responde: “Eso no es suficiente; no es nada poderoso.”

Para hacer la historia más corta, Harry vuelve a intentarlo nuevamente, esta vez pensando en sus padres –un recuerdo muy poderoso y que provoca emociones fuertes en Harry– y logra hacer un Patronus sumamente efectivo.

Eventualmente, a través de la serie una de las habilidades más destacadas de Harry es su capacidad de realizar Patronus muy poderosos.

¿A qué quiero llegar con esta ilustración?

Verás, al igual que Harry necesitó un recuerdo poderoso para lograr un Patronus efectivo, tú necesitas una razón poderosa –un porqué– que te mueva a establecer la guitarra y la música como prioridad en tu vida.

Ese porqué necesita ser algo tan fuerte que te dé la fuerza y motivación necesaria para hacer lo que tengas que hacer para aprender a tocar guitarra, o progresar como guitarrista.

Busca dentro de ti. Seguro que hay una razón poderosa que te atrajo a este maravilloso instrumento.

Yo no te puedo decir cuál es; solo tú puedes descubrirlo. Pero basándome en mi experiencia propia y con estudiantes de diversas edades te puedo dar algunos ejemplos:

  • Te hace feliz: tocar guitarra es algo que simplemente te da una felicidad increíble. Tanto así, que si dejas de hacerlo te deprimes o te entristeces. Te sientes incompleto si no lo haces.
  • Quieres ayudar a otros con tu talento: quizás eres parte de una congregación, iglesia o grupo de servicio comunitario/voluntario, y quieres traer felicidad y bienestar a otros a través de tu talento. El ayudar a otros o servir en tu comunidad es una razón muy poderosa y noble.
  • Quieres compartir más con tu familia: quizás eres una persona de edad avanzada, y deseas aprender a tocar guitarra para enseñar a tus nietos. O quizás tus hijos o nietos tocan ya, y quieres aprender para tocar con ellos. El usar la música para fomentar la unión familiar también es una razón muy poderosa.

Ahí tienes algunos ejemplos para inspirarte. Pero seguro tú puedes encontrar algún porqué que no haya mencionado aquí.

Lo importante es que ese porqué te produzca una emoción tan fuerte que te impulse establecer la guitarra y la música como una prioridad, cueste lo que cueste. Si logras esto, nada te impedirá conseguir tiempo para aprender y estudiar la guitarra.

Mi caso personal es una combinación de los primeros 2: tocar guitarra me hace muy feliz, y a la vez el enseñar a otros a tocar guitarra me produce mucha satisfacción. Para mí es parte del propósito de mi vida, y no podría dejar de hacerlo. Créeme que he tratado de dejarlo todo, y al fin siempre regreso a esta profesión porque es lo que más me apasiona hacer.

Y tú, ¿tienes tu porqué? ¿Has pensado ya en una razón poderosa que te impide dejar la guitarra a un lado? Pues compártela conmigo en la sección de comentarios más abajo 🙂

5 consejos para encontrar tiempo para practicar

Una vez tienes establecido que el practicar la guitarra es una prioridad en tu vida, y tienes ese porqué que te mueve a hacerlo cueste lo que cueste, es hora de considerar estrategias para redimir tiempo dentro de tu rutina diaria. A continuación te comparto algunas.

#1 Reduce el tiempo de otras actividades

Analiza tu rutina diaria, e identifica aquellas actividades en las cuales puedes invertir menos tiempo. Así tendrás más tiempo disponible para tocar la guitarra.

Por ejemplo:

  • Invierte menos tiempo en la televisión. Esa serie en Netflix puede esperar. Y aún así, toma conciencia de las horas que inviertes en la TV.
  • Invierte menos tiempo en las redes sociales. No necesitas estar conectado a tu smartphone todo el tiempo a ver qué publica tu amigo en su muro de Facebook o por Instagram.

#2 Dialoga con tu familia

Dialoga con tu familia –esposa, hijos, padres, etc.– sobre tu deseo te aprender a tocar la guitarra o desarrollarte más en ella. Exprésales tu porqué y lo feliz que te haría lograr ese objetivo.

Indícales que necesitas su apoyo para conseguir algo de tiempo para tocar la guitarra. Mediante el diálogo puedes lograr algún acuerdo con ellos en el cual te ayuden con algunas tareas o diligencias familiares, de modo que tú puedas tener más tiempo para lograr tu objetivo.

Incluso, si eres padre de familia, piensa en qué tareas del hogar puedes delegar a tus hijos. Ellos pueden ayudarte en tareas como lavar ropa, recoger el cuarto, limpiar la casa, etc. Así tendrás más tiempo disponible para practicar la guitarra. Además es una forma de enseñarles a ser responsables con las tareas del hogar.

#3 Delega tareas

Si tienes el presupuesto para hacerlo, contrata a otra persona para realizar algunas tareas en tu hogar. Cosas como lavar el carro o cortar la grama las puedes delegar fácilmente a personas externas de confianza. Piensa qué tareas puedes delegar, haz una lista, y contacta a las personas adecuadas.

Incluso, podrías recurrir a algún familiar o amigo que tenga el tiempo para hacerlo y necesite el dinero. De esta forma ambos ganan: tu familiar o amigo obtiene algo de dinero extra, y tú obtienes mas tiempo para ti.

#4 Levántate más temprano, o acuéstate más tarde

Hay personas que son mañaneras. De esas soy yo. No es extraño verme tocando la guitarra a las 6:00 de la mañana. Pobre de mi esposa 😛

En contraste, hay otras personas que son nocturnas. Su mejor tiempo de productividad es en altas horas de la noche.

Cualquiera que sea tu caso, haz los ajustes pertinentes. Si eres mañanero, prueba levantándote 15 o 20 minutos mas temprano, y practica. Y si eres nocturno, acuéstate al menos 15 o 20 minutos más tarde, y practica.

No subestimes el poder que puede tener 15 o 20 minutos diarios. Puedes avanzar mucho, siempre y cuando tengas objetivos claros y estés ben organizado en lo que vas a practicar.

# 5 Llévate la guitarra a todo lugar que puedas

Muchas veces tenemos tiempo de ocio durante el día, ya sea en nuestro trabajo o en medio de nuestra rutina diaria. Tiempo que podríamos aprovechar para tocar la guitarra 🙂

Si es tu caso, llévate la guitarra y cuando te surja la oportunidad, ¡ponte a practicar!

Si el llevarte una guitarra regular es muy inconveniente, podrías conseguirte una guitarra portátil como esta de Martin (enlace afiliado). Suenan muy bien (considerando su tamaño) y son muy prácticas.

CODA

Ya no tienes excusa para decir “no tengo tiempo para practicar”. Todo depende de ti. Si realmente quieres hacerlo, encontrarás el tiempo para ello.

Y si no, pregúntate si realmente tu deseo de hacerlo –tu porqué– es lo suficientemente fuerte para moverte a hacer ajustes en tu vida. Si no tienes una razón poderosa que te mueva a hacerlo, nunca lo harás.

Una vez tienes el tiempo para practicar, y un porqué lo suficientemente poderoso para mantenerte motivado a hacerlo, el próximo paso es aprender a utilizar de manera efectiva el tiempo que has conseguido. Esto incluye aspectos como:

  • Establecer objetivos claros.
  • Crear una rutina de práctica organizada.
  • Aplicar una metodología efectiva al practicar cosas que no domines aún

Y eso es precisamente lo que discuto en mi serie 5 Principios Bíblicos para Progresar más rápido en la guitarra. Te invito a suscribirte aquí para que puedas recibir esta serie y descargar la guía PDF al final de la misma..

Para terminar, cuéntame:

  • ¿Cuál es tu porqué para aprender a tocar guitarra o mejorar en tu ejecución de la misma?
  • ¿Qué consejos de los que compartí contigo hoy pueden servirte para redimir tiempo para practicar?

Dialoguemos. Te espero en los comentarios para ayudarte a encontrar tiempo para practicar la guitarra.

Ángel Candelaria
Ángel Candelaria

Profesor de guitarra apasionado por la enseñanza musical online.
En mi blog Angel’s Guitar ayudo a guitarristas que desean servir a Dios con su instrumento a desarrollar su talento musical con excelencia. ¿Te unes a mi comunidad de guitarristas con propósito?

Share This