Basándome en mi experiencia como maestro de música por mas de 15 años, me atrevería a decir que una de las áreas en las cuales los estudiantes de música tienen mucha dificultad es en organizar adecuadamente su tiempo de práctica, de modo que sea efectivo y productivo. Irónicamente, a pesar de ser un área en la cual muchos estudiantes tienen dificultad, es uno de los temas que menos se habla entre el estudiante y el maestro. Por ende, no es extraño ver estudiantes que, a pesar de practican su instrumento (o al menos “tocan” el mismo todos o casi todos los días), su progreso no es el esperado debido a que su tiempo de estudio no está enfocado u organizado.

Hoy mas que nunca, el tener un tiempo de estudio musical productivo es un reto, y conlleva cuidadosa planificación para lograrlo. Las distracciones nos rodean en todo lugar, siendo las redes sociales una de las mas comunes. Y aun cuando logramos vencer las distracciones y sacar un tiempo para estudiar nuestro instrumento (o teoría musical), la efectividad del mismo se puede ver afectada negativamente si no tenemos metas u objetivos específicos definidos. Por ende, es recomendable tener un método que nos ayude a alcanzar metas u objetivos musicales predefinidos para el tiempo de estudio, y a la vez minimice o elimine las interrupciones que nos puedan impedir alcanzar los mismos. Uno de esos métodos que nos puede ayudar a lograrlo es la Técnica Pomodoro.

 

¿Qué es la Técnica Pomodoro?

La Técnica Pomodoro es un método de manejo efectivo del tiempo, donde se persigue aumentar la productividad y el enfoque en las tareas a realizar. La misma fue desarrollada por Francesco Cirillo a finales de los 1980. Actualmente, es utilizada en diversos entornos de producción, e incluso recomendada por sicólogos para ayudar a personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) a manejar mejor su tiempo y mejorar su lapso de atención.

El nombre de la misma corresponde a la palabra italiana para tomate (pomodoro), ya que el creador de la técnica utilizó originalmente un reloj de cocina en forma de tomate para desarrollar el concepto inicial de la misma.

Esta técnica se basa en establecer tareas específicas y asignarlas a intervalos de 30 minutos (llamados pomodoros). A su vez, estos intervalos de 30 minutos están divididos en 25 minutos de trabajo enfocado sin interrupciones, y 5 minutos de receso.

Una vez se identifican las tareas a realizarse, se implementa la técnica siguiendo los siguientes pasos:

  1. Identificar las tareas a realizar y organizarlas por escrito en una tabla.
  2. Decidir la tarea a realizar primero.
  3. Poner un reloj o cronómetro a 25 minutos.
  4. Trabajar en la tarea hasta que el reloj suene y anotar una X en la hoja de tareas.
  5. Tomar un pausa breve (5 minutos).
  6. Cada cuatro pomodoros, se toma una pausa más larga (15-20 minutos).

Una vez activas el reloj o cronómetro, debes enfocarte en la tarea por los próximos 25 minutos sin interrupciones. Si en el proceso te surge una idea o te acuerdas de algo que debes hacer, simplemente anótalo en una hoja aparte (Cirillo sugiere tener aparte una hoja de tareas no planificadas, donde puedes anotar la misma y el momento en el cual puedes realizarla posteriormente) y continúa con la tarea que iniciaste. La idea es trabajar de manera enfocada, sin interrupciones, en la tarea que iniciaste, por espacio de 25 minutos. Luego de terminados los 25 minutos, debes detenerte aunque sientas que puedes seguir. Toma un receso de 5 minutos, y luego puedes continuar la misma tarea en otro pomodoro. Si terminas una tarea antes de los 25 minutos, repasa y/o verifica lo que estabas haciendo hasta que termine ese pomodoro.

En términos generales, este es el procedimiento para llevar a cabo la Técnica Pomodoro. Pero te recomiendo leer mas sobre la misma para que la puedas entender mejor. Pulsa los siguientes enlaces para mas información:

The Pomodoro Technique (página original, en inglés)

Técnica Pomodoro (Wikipedia)

Libro La Técnica Pomodoro (en español, pdf)

 

Aplicando la Técnica Pomodoro

Luego de explicar de forma general en qué consiste la Técnica Pomodoro, veamos como se puede aplicar esta a la práctica musical.

Supongamos que, como parte de la práctica de nuestro instrumento, necesitamos estudiar los siguientes temas:

  • Ejercicios de Calentamiento
  • Escalas
  • Acordes
  • Arpegios
  • Improvisación
  • Repertorio (aprender melodías de canciones, temas musicales, etc.)

Una vez tenemos establecidos los temas (o tareas) a estudiar, es necesario determinar cuanto tiempo tenemos disponible. Por ejemplo, si tenemos una hora, eso significa que dividimos la misma en dos pomodoros—dos intervalos de 25 minutos, con 5 minutos de receso entre cada uno. Una rutina de dos pomodoros, basada en los temas anteriores, podría ser esta:

  1. Ejercicios de calentamiento, escalas y arpegios – 25 minutos.
  2. Receso – 5 minutos
  3. Acordes, improvisación y repertorio – 25 minutos
  4. Receso final – 5 minutos

Por otro lado, si se dispone de dos horas, esta podría ser una posible rutina:

  1. Ejercicios de calentamiento y escalas – 25 minutos
  2. Receso – 5 minutos
  3. Acordes y arpegios – 25 minutos
  4. Receso – 5 minutos
  5. Repertorio – 25 minutos
  6. Receso – 5 minutos
  7. Improvisación – 25 minutos
  8. Receso final – 5 minutos

Nota que traté de agrupar los temas relacionados en el mismo pomodoro, y recomiendo que hagas lo mismo. Por ejemplo, los ejercicios de calentamiento y las escalas ambos trabajan técnica, así que decidí agruparlos en el mismo pomodoro. También agrupé los acordes con los arpegios, ya que los arpegios están basados en acordes, razón por la cual cual hace sentido practicarlos juntos. Claro, esa es la forma en que a mí me hace sentido, pero es posible que a ti te haga sentido de otra manera y quieras organizar los temas de otra manera. No hay problema en eso, lo importante es tener una estructura hecha que nos permita estudiar de forma organizada.

 

Aplicaciones Móviles Existentes

Para implementar la Técnica Pomodoro, es necesario utilizar un reloj o cronómetro. Puedes utilizar un reloj convencional o usar el cronómetro que traen los dispositivos móviles por defecto. También existen diversas aplicaciones para dispositivos móviles basadas en la Técnica Pomodoro. A continuación dos aplicaciones conocidas que te pueden ser útiles:

 

Conclusión

Espero que este artículo te de algunas ideas prácticas sobre como organizar tu tiempo para la práctica musical. En mi opinión y experiencia, la Técnica Pomodoro es genial para ayudarnos a estructurar el tiempo de estudio. Pero no es la única manera que existe; puede que a algunos le funcione y a otros no. La única manera de saber si te funciona es experimentando. Y si no te funciona, prueba otra técnica o método. Sea con la Técnica Pomodoro, o con otro método, lo mas importante es buscar una forma de organizar nuestro tiempo de práctica para sacar el máximo provecho al mismo.

Espero que te sea útil esta información. Me gustaría escuchar tu opinión sobre esta técnica o tu experiencia utilizando la misma en tu práctica musical. Si quieres aportar, te invito a comentar a continuación.

Bueno, es hora de aplicar lo aprendido. Enciende ese reloj o cronómetro y…¡a practicar!

Mucho éxito, y hasta la próxima.

Ángel Candelaria
Ángel Candelaria

Profesor de guitarra apasionado por la enseñanza musical online.
En mi blog Angel’s Guitar ayudo a guitarristas que desean servir a Dios con su instrumento a desarrollar su talento musical con excelencia. ¿Te unes a mi comunidad de guitarristas con propósito?

Share This