¿Te gustaría entender mejor cómo se forman los acordes, en especial esos que tienen nombres extraños como Cmaj7, G9, A13b9 y otros similares?

Tarde o temprano, todo estudiante de guitarra se encuentra con esos acordes, y la curiosidad los impulsa a buscar cómo se tocan estos acordes. En el proceso aprenden varias posiciones de estos acordes que les sirven para tocar algunas canciones.

Genial. Pero si les pregunto si entienden lo que están haciendo, o si saben cómo se forman esos acordes, no tienen la mas mínima idea. ¿Por qué? Porque se han saltado un paso muy importante para poder entender la formación de los acordes: el estudio de los intervalos.

Tratar de entender los acordes sin haber estudiado los intervalos es como tratar de aprender a leer sin saber el abecedario. ¡No puedes entender lo mas avanzado sin antes aprender lo mas básico!

Por esa razón he decidido iniciar esta serie de lecciones sobre los intervalos en la música. A medida que vaya desarrollando los temas de esta serie, aprenderás qué son los intervalos, cómo se forman, qué tipos de intervalos existen y cómo invertirlos, entre otros temas.

Al terminar esta serie tendrás un mejor entendimiento de los intervalos, lo cual te ayudará a hacer mas sentido de los acordes con extensiones y alteraciones. ¿Te parece bien?

Entonces iniciemos por lo mas básico.

¿Qué son los Intervalos?

De la misma forma que cada magnitud fundamental (distancia, masa, tiempo) tiene su medida asociada, la música tiene sus recursos para medir ciertas características. A este punto es probable que ya conozcas una de las medidas mas fundamentales de la música: el pulso, el cual nos asiste en medir los tiempos musicales. De forma similar, existe un recurso para medir la relación entre dos notas musicales —o como yo prefiero llamar, la distancia entre las notas musicales. Ese recurso se conoce como el intervalo.

Los intervalos se identifican de acuerdo a la cantidad de notas musicales contenidas entre dos notas definidas. Por ejemplo, entre las notas Do – Sol hay un total de 5 notas musicales: Do – Re – Mi – Fa – Sol.

do a sol - intervalo de quinta justa

En este caso, decimos que entre Do y Sol hay un intervalo de una quinta. Es importante notar que, al contar las notas, estoy incluyendo la primera (Do) y la última nota (Sol) de la serie; esta es la forma correcta de identificar los intervalos.

Otros ejemplos:

Do – Mi:

do - mi: intervalo de tercera mayor

Contiene 3 notas musicales (Do – Re – Mi). Intervalo de una tercera.

Sol – Do:

sol - do: intervalo de cuarta justa

Contiene 4 notas musicales (Sol – La – Si – Do). Intervalo de una cuarta.

Fa – Re:

fa - re: intervalo de sexta mayor

Contiene 6 notas musicales (Fa – Sol – La – Si – Do – Re). Intervalo de una sexta.

Intervalos Simples y Compuestos

En términos prácticos, los intervalos pueden ir desde unísono (la misma nota) hasta treceavas (13 notas). Digo en términos prácticos porque, aunque teóricamente es posible tener intervalos de mas de trece notas, en realidad no es común su uso en la música popular.

Los Intervalos Simples son aquellos que contienen 8 notas o menos. Los intervalos simples mas utilizados son: Unísono (la misma nota repetida), Segunda (2 notas), Tercera (3 notas), Cuarta (4 notas), Quinta (5 notas), Sexta (6 notas), Séptima (7 notas) y Octava (8 notas).

Los Intervalos Compuestos son aquellos que contienen mas de 8 notas. Los intervalos compuestos mas utilizados son: Novenas (9 notas), Onceavas o Undécimas (11 notas), y Treceavas o Decimoterceras (13 notas). Teóricamente es posible tener Décimas (10 notas), y Doceavas o Duodécimas (12 notas), pero su uso no es común en la música popular.

Es importante notar que los intervalos compuestos se derivan de intervalos simples cuya distancia ha sido aumentada una octava (8 notas). Por ejemplo, un intervalo de segunda a partir de Do

do - re: intervalo de segunda mayor

corresponde las notas Do – Re. Si la nota Re la transportamos a una distancia de una octava (8 notas) mas aguda, obtendremos una novena:

do - re: intervalo de novena mayor

Como se puede apreciar, el intervalo compuesto de una novena y el intervalo simple de una segunda comparten los mismos nombres de las notas (en este caso, Do – Re). La diferencia fundamental está en la distancia entre ambas. De forma similar, el intervalo de onceava corresponde a una cuarta, y el intervalo de treceava corresponde a una sexta.

El intervalo compuesto es la base para entender los acordes con extensiones y alteraciones. Por ejemplo, el intervalo de novena mencionado previamente se utiliza en acordes de novena dominante y acordes de novena mayor, entre otros.

Intervalos Armónicos y Melódicos

Los Intervalos Melódicos son aquellos que se ilustran o ejecutan en sucesión, uno seguido del otro. Por ejemplo:

Do ejecutado primero, luego Sol

do a sol - intervalo de quinta justa melódico

En cambio los Intervalos Armónicos son los que se ejecutan simultáneamente. Utilizando las mismas dos notas como ejemplo:

Do y Sol ejecutadas simultáneamente

intervalo armónico de quinta justa: do - sol

¿Prefieres esta explicación sobre los intervalos en vídeo? Aquí está:

Eso es todo por esta lección. En la próxima lección de esta serie estaremos hablando sobre la clasificación de intervalos.

¿Alguna pregunta? Escríbela en la sección de comentarios.

¡Hasta la próxima lección!

Esta lección está basada en mi libro Teoría de la Música: Nivel 3. Si deseas mas información sobre el mismo, pulsa aquí.

Teoría de la Música: Nivel 3
Ángel Candelaria
Ángel Candelaria

Profesor de guitarra apasionado por la enseñanza musical online.
En mi blog Angel’s Guitar ayudo a guitarristas que desean servir a Dios con su instrumento a desarrollar su talento musical con excelencia. ¿Te unes a mi comunidad de guitarristas con propósito?

Share This