La palabra “bend” (o «bending») es un anglicismo que, literalmente, significa “doblar”. Al hablar de “bend” o “bendings” en la guitarra, nos referimos a la técnica que consiste en “doblar” o estirar la cuerda con el propósito de hacer su sonido mas agudo.

El “bending” es una técnica muy popular en la ejecución de la guitarra, especialmente en el Blues y el Rock. Por esta razón es importante invertir tiempo en practicar esta destreza hasta adquirir un dominio aceptable de la misma.

En esta lección te explicaré como hacer «bends» correctamente.  Luego compartiré contigo unos ejercicios sencillos que puedes realizar para fortalecer tus dedos y desarrollar poco a poco esta importante destreza.

Cómo hacer un Bend correctamente

Al hacer “bendings”, la clásica posición del pulgar detrás del mástil de la guitarra no te va a funcionar. Coloca el pulgar de tu mano izquierda (o derecha, si eres zurdo) justo arriba del brazo o mástil, así:

Posicion del pulgar al hacer bend

Siempre que sea posible, apoya el dedo que hace el “bend” con otros dedos, colocándolos detrás. Esto te dará mas fuerza, estabilidad y control en el “bend”. En el caso de un “bend” con el dedo #3, coloca los dedos #2 y #1 detrás, de esta manera:

Apoya dedo 3 con dedos 1 y 2 en bends

En el caso de un “bend” con el dedo #2, coloca el dedo #1 detrás , así:

Bend dedo 2 apoya con el dedo 1

También es posible realizar “bends” con el dedo #1, aunque en este caso dependemos de la fuerza del mismo dedo, ya que no hay manera de utilizar otro como apoyo. En cuanto al dedo #4, teóricamente es posible hacer “bends” con él (y apoyar con los demás dedos), pero por lo general se evita hacerlo debido a que este dedo es mas débil en comparación con los demás.

Por lo general, el “bend” se realiza hacia el área que haya mas espacio en el diapasón. Los “bends” en las cuerdas 1, 2 y 3 usualmente se realizan doblando la cuerda hacia arriba, mientras que los “bends” en las cuerdas 5 y 6 se realizan doblando la cuerda hacia abajo. En el caso de la cuerda #4, todo depende. Por naturaleza los “bends” tienden a ser mas cómodos de realizar hacia arriba, pero en el caso de la cuerda #4 hay mas espacio para doblar la misma hacia abajo. En lo personal hago los “bends” en la cuarta cuerda hacia arriba siempre y cuando no sea una distancia muy grande—el equivalente a uno o dos espacios a lo máximo. Si es mas de eso, realizo el “bend” de la cuarta cuerda hacia abajo.

Al hacer un “bend”, utiliza una combinación de dedos y antebrazo. El dedo provee la fuerza para pisar la nota y mantenerla en su lugar, mientras que el antebrazo hace un movimiento giratorio para dar mas fuerza al doblar la cuerda.

Ejercicios para realizar mejores bends

En mi experiencia como profesor, uno de los problemas mas comunes entre los guitarristas principiantes (y me atrevería a decir que es el mas común) al comenzar a realizar “bends” es la afinación de los mismos. Creo que parte del problema está en que la afinación de las notas está predefinida por los trastes en el diapasón—siempre y cuando la guitarra está bien afinada y no tenga defectos de afinación, las notas que pisamos estarán afinadas. Por consiguiente, al tocar no estamos muy conscientes de la afinación, a diferencia de otros instrumentistas—como los violinistas, por ejemplo—que al no tener trastes en su instrumentos se ven obligados a verificar de oído la afinación de la nota constantemente.

Cuando realizamos “bends” en la guitarra, el traste pierde momentáneamente su función de definir la afinación de la nota, por lo que es necesario que desarrollemos la destreza de calcular cuánta fuerza necesitamos para afinar bien el “bend”. Para desarrollar esta destreza, al practicar “bends” es necesario tener una referencia clara de cómo debe sonar la nota final una vez realicemos el “bend”. Por esa razón, en los ejercicios que realizaremos en esta sección ejecutaremos primero la nota original—sin aplicar el “bend”—en la misma cuerda o en una cuerda adyacente, y luego ejecutaremos el “bend”, comparando el mismo con la nota original y verificando si está bien afinada. Con el tiempo, tu oído se irá sensibilizando mas en cuanto a la afinación, y llegará el momento en el cual sabrás si la nota está afinada sin necesidad de compararla con otra.

Para iniciarnos en esta técnica, considero apropiado comenzar con “bends” en la tercera cuerda, utilizando el dedo #3. El siguiente ejercicio es un “bend” de un semitono (un espacio). Ejecuta la primera nota—la nota de referencia—con el dedo #4, y luego trata de imitar ese mismo sonido doblando la cuerda con el dedo #3:

Bend medio tono cuerda 3

También puedes realizar este ejercicio utilizando el dedo #2 para realizar el “bend”. En este caso, toca la nota de referencia con el dedo #3 y apoya el “bend” con el dedo #1.

Es importante que practiques este ejercicio (y los demás en esta sección) en diferentes áreas del diapasón. Sin embargo, te recomiendo no tratar estos ejercicios de “bending” en las primeras posiciones si no tienes experiencia previa con esta técnica. De hecho, si encuentras difícil el doblar la cuerda en la posición en la cual está ilustrado el ejercicio, trata de hacerlo en una posición mas arriba en el diapasón (en la séptima o novena posición, por ejemplo). La cuerda tiende a ser mas dura de doblar en las primeras posiciones, pero menos dura en las posiciones superiores del diapasón. Luego de un tiempo practicando, tus dedos desarrollarán mas fuerza y podrás hacer “bends” en las primeras posiciones.

El siguiente ejercicio es un “bend” en la misma cuerda, pero esta vez a una distancia de un tono (dos espacios). Ejecuta la primera nota—la referencia para nuestro oído—con el dedo #1 en la segunda cuerda, y luego trata de imitar ese mismo sonido doblando la cuerda con el dedo #3. Recuerda apoyar el “bend” con los dedos #1 y #2 detrás del dedo #3:

Bend cuerda 3 un tono

Si te es posible, toca la nota de referencia en la segunda cuerda con el dedo #1 mientras mantienes el “bend” en la tercera (con el dedo #3, apoyado por el #2). Compara ambos sonidos, verifica la afinación realiza los ajustes necesarios en el “bend” de manera que suenen iguales. Esta es una excelente manera de desarrollar buen oído y aprender a calcular la fuerza necesaria para afinar los “bends”.

Pasemos ahora a realizar algunos “bends” en la segunda cuerda. El siguiente ejercicio es un “bend” de medio tono (un espacio). Ejecuta la nota de referencia con el dedo #4, y luego trata de imitar ese mismo sonido doblando la cuerda con el dedo #3. Recuerda apoyar el “bend” con los dedos #1 y #2 detrás del dedo #3:

Bend cuerda 2 medio tono

También puedes practicar este ejercicio realizando el “bend” con el dedo #2. En este caso, toca la nota de referencia con el dedo #3 y apoya el “bend”con el dedo #1.

Ahora veamos un “bend” de un tono en la segunda cuerda. Ejecuta la nota de referencia con el dedo #1 en la primera cuerda, y luego trata de imitar ese mismo sonido doblando la cuerda con el dedo #3. Apoya el “bend” con los dedos #1 y #2 detrás del dedo #3:

bend cuerda 2 un tono

Al igual que en el ejercicio anterior de la tercera cuerda, te recomiendo tocar la nota de referencia en la primera cuerda con el dedo #1 mientras mantienes el “bend” en la tercera (con el dedo #3, apoyado por el #2). Compara ambos sonidos, verifica la afinación y realiza los ajustes necesarios en el “bend” de manera que suenen iguales.

Tratemos ahora un “bend” de un tono y medio (tres espacios) en la segunda cuerda. Al igual que en los ejercicios previos, ejecuta la nota de referencia y luego trata de imitar ese mismo sonido con el “bend”:

bend tono y medio cuerda 2

Es posible hacer “bends” con el dedo #1 también. Puedes utilizar cualquiera de los ejercicios presentados en esta sección para practicar “bends” con el dedo #1. No obstante, recomiendo no hacer “bends” de mas de un tono (dos espacios) con este dedo, ya que no tenemos forma de apoyar el mismo.

Con los ejercicios ilustrados en esta lección debes tener una idea mas clara sobre la forma correcta de ejecutar los “bends”, qué cuidados debes tener y cómo practicarlos. Por lo general, los “bends” son mas comunes en las primeras 3 cuerdas, especialmente en la segunda y la tercera. Es por esa razón que decidí ilustrar los ejercicios en esas cuerdas solamente. No obstante, puedes adaptar fácilmente estos ejercicios a otras cuerdas utilizando los mismos principios discutidos en esta lección. Pero recuerda: Ve a tu paso, y no esfuerces tu mano mas de lo debido. Descansa cuando sea pertinente, y detente inmediatamente si experimentas dolor. Con el tiempo y la práctica podrás realizar “bends” con mucha precisión, buena afinación y sin cansarte.

Si eres de las personas que prefieren este tipo de lección en vídeo, puedes verla aquí:

Eso es todo para esta lección.  Espero que estas recomendaciones y ejercicios te ayuden a realizar «bends» con mucha destreza, muy afinados y claros.

¿Preguntas? ¿Quieres compartir tu experiencia y/o consejos adicionales para realizar «bends»? Escribe tu aportación o consulta en la sección de comentarios.

Mientras tanto, hasta la próxima.  ¡Éxito en tus estudios musicales!

Esta lección es un extracto de mi libro Guía Práctica de Ejercicios de Técnica para Guitarra.  Si deseas mas información sobre el mismo, pulsa sobre la imagen a continuación:

Guía Práctica de Ejercicios de Técnica para Guitarra

Ángel Candelaria
Ángel Candelaria

Profesor de guitarra apasionado por la enseñanza musical online.
En mi blog Angel’s Guitar ayudo a guitarristas que desean servir a Dios con su instrumento a desarrollar su talento musical con excelencia. ¿Te unes a mi comunidad de guitarristas con propósito?

Share This