En la lección anterior te mostré cómo el utilizar arpegios junto con las notas de la escala puede ayudarte a crear mejores solos en la guitarra. Hoy quiero mostrarte otra técnica que puedes utilizar para crear solos más interesantes, melódicos y que guarden relación estrecha con el resto del tema musical que estás tocando.

El problema…

¿Alguna vez has escuchado un solo que no “pega” o “conecta” bien con el resto de la canción? Quizás te gusta la canción, y el arreglo musical está muy bien, pero cuando llega el solo parece que es otra canción; como si el solo nada tuviera que ver con el resto de la canción o pieza musical.

¿Sabes por qué ocurre eso? Porque el solo está totalmente desconectado de los elementos melódicos y rítmicos de la canción; no hay algo que los una de manera coherente.

Hay una excelente y sencilla manera de evitar que eso suceda: utiliza la melodía como base para crear y desarrollar tu solo.

Esto no es nada nuevo. Es una técnica de composición que hasta los grandes músicos clásicos como Beethoven, Bach y Mozart utilizaban para desarrollar sus obras.

Para un ejemplo, busca en YouTube la 5ta. Sinfonía de Beethoven. Escucha detenidamente la primera parte (al menos los primeros 2 minutos) y fíjate como el mismo ritmo del principio se repite en gran parte de esa primera parte, pero variando las notas.

Tú también puedes usar la misma técnica para crear un buen solo de guitarra. Después de todo, los solos no son otra cosa que composiciones espontáneas.

En síntesis, utiliza la melodía, o alguna parte de ella, como punto de referencia para crear tu solo.

Para aplicar esta técnica, quiero proponerte 3 recursos básicos. Supongamos que la melodía del tema musical es esta:

melodía base para el solo

Ahora veamos estos 3 recursos aplicados a esta progresión y melodía.

#1: Cita la melodía

Es la manera más fácil de crear coherencia con el resto de la canción, y una magnífica manera de comenzar un solo para luego introducir algunas variaciones.

Puedes citar la melodía exacta, o introducir algunas variaciones de fraseo para hacerlo más interesante. Aquí tienes un ejemplo utilizando la progresión de acordes anterior:

Citar melodía

#2: Usa algún ritmo de la melodía y cambia las notas

Si escuchaste alguna grabación de la 5ta. Sinfonía de Bethooven, ya viste este recurso en acción.

Consiste en tomar algún patrón rítmico breve de la melodía, y utilizarlo con otras notas diferentes. Aunque las notas no sean las mismas, los que escuchen el solo sentirán que hay coherencia con el resto de la canción porque es un ritmo que ya escucharon previamente.

Aquí tienes un ejemplo con la misma progresión. Fíjate como he tomado el ritmo del primer compás (3 corcheas, dos corcheas ligadas y una negra con puntillo) para desarrollar la melodía de este solo:

ritmo de la melodia con notas diferentes

#3: Usa notas de la melodía y cámbiales el ritmo

Otro recurso interesante es usar notas selectas de la melodía y alterarles el ritmo ya sea alargando, acortando o variando el ritmo de cualquier otra forma. Por ejemplo, si la melodía está basada en corcheas, puedes alargarla a negras o blancas; o acortarla a semicorcheas.

En el siguiente ejemplo tomé las primeras notas de la melodía y las alargué utilizando negras:

Notas de melodia con ritmo distinto

Este recurso es más común de lo que te imaginas. La próxima vez que veas alguna película de Harry Potter, Star Wars o cualquier otra película con música orquestal, fíjate en las veces que modifican el tema principal utilizando este recurso.

Coda

Por último, quiero decirte que la destreza de hacer todo esto casi al momento –escuchar una melodía de oído y crear solos improvisados basados en elementos de esa melodía– se puede desarrollar con práctica y entrenamiento auditivo. Toma tiempo, pero es posible.

No obstante, si eres un principiante es recomendable que tomes el tiempo de estudiar la melodía previamente y buscar esos elementos que puedes usar para crear un solo. De hecho, aún los guitarristas profesionales muy experimentados en el arte de la improvisación toman su tiempo para estudiar las melodías nuevas y buscar ideas basadas en ellas.

Espero que esta técnica te resulte útil para crear mejores solos en la guitarra. Y si deseas profundizar más en este tema y mejorar tus solos con mi ayuda, en mi escuela de guitarra online cuentas con más lecciones como esta y seguimiento directo a tus dudas de mi parte. Todo en un programa muy flexible y que se ajusta a tu disponibilidad de tiempo para aprender.

¿Qué te ha parecido esta lección? ¿Has utilizado esta técnica en tus solos? Déjame saber en los comentarios.

Ángel Candelaria
Ángel Candelaria

Profesor de guitarra apasionado por la enseñanza musical online.
En mi blog Angel’s Guitar ayudo a guitarristas que desean servir a Dios con su instrumento a desarrollar su talento musical con excelencia. ¿Te unes a mi comunidad de guitarristas con propósito?

Share This