Ángel Candelaria - Angel's Guitar

En esta ocasión tengo el placer de traer como invitado a Javier Rodríguez, profesor y músico de España, a quien agradezco su disposición por compartir sus conocimientos en este blog.

Javier nos trae una lección muy interesante sobre el acorde de quinta aumentada. Su aporte llega como perfecto complemento a una lección que había publicado hace un tiempo ya, sobre el acorde de séptima disminuida, siendo ambos catalogados como acordes simétricos.

Javier es un verdadero crack en teoría, armonía y composición musical, como podrás notar en esta lección. Si te interesa mucho el campo de la composición, arreglos y «film scoring» (creación de música para vídeo), te invito a echarle un vistazo a su trabajo visitando los enlaces provistos al final.

Sin más que decir, ¡vamo’ al mambo!

¡Muy buenas!

En primer lugar, me gustaría agradecer a Ángel C. su amabilidad al haberme abierto las puertas de su blog.

Hoy me gustaría hablarte de un acorde de 3 notas que para mí es muy especial: el acorde de 5ª aumentada.

Creo que es un acorde muy interesante por varias razones que voy a intentar explicarte en este artículo. Entre otras cosas, tiene una estructura armónica simétrica, sólo hay 4 distintos (en vez de 12, que es lo normal) y con ellos puedes modular a cualquier tonalidad.

¡Yeah!

Suficiente para querer echarle un vistazo, ¿no?

Espero que te sorprenda (como a mí cuando lo conocí)

¡Allá vamos!

ESTRUCTURA ARMÓNICA

Un acorde de 5ª aumentada está formado por 3 intervalos armónicos que se producen simultáneamente: 2 terceras mayores (entre el bajo y la nota intermedia, y entre ésta y la nota superior) y una 5ª aumentada (entre el bajo y la nota superior).

(Audio 1 – Acorde de 5ª aumentada)

Podrías pensar en él como un acorde Perfecto Mayor al que se le ha ampliado su 5ª (pasando de 5ª Justa a 5ª aumentada).

¡Por cierto! Si aún no tienes claros los intervalos puedes pasarte por las guías que tenemos Ángel y yo, respectivamente, en éste blog y en la Escuela Online de Música

Si has escuchado el ejemplo anterior, habrás notado que el acorde de 5ª aumentada tiene una sonoridad muy característica.

No suena a una tonalidad en particular, porque no pertenece a ninguna. Es de los denominados “acordes alterados” (quizá es lo que le da ese punto de intriga… ahora te cuento por qué!)

Bien. Lo primero que me impresiona de este acorde, es que, si inviertes la posición de las notas, te van a quedar exactamente los mismos intervalos armónicos (con alguna enarmonía): 2 terceras mayores superpuestas y una 5ª aumentada.

¿Quieres comprobarlo?

Por ejemplo, para el acorde Do – Mi – Sol#:

(Audio 2 – Posiciones Acorde de 5ª aumentada)

Fíjate que el intervalo Sol#-Do es una 4ª disminuida, que es la enarmonía de una 3ª Mayor.

Esto provoca que las 3 inversiones del acorde nos suenen muy similares, casi sin diferencia, lo que no ocurre en casi ningún otro. Por ejemplo, en el acorde perfecto mayor:

(Audio 3 – Acorde Do PM)

El motivo de que el acorde tenga la misma estructura, sea cual sea la inversión, es que “parte” a la 8ª en 3 trozos iguales (es simétrico). Observa:

Desde aquí podemos enlazar con la segunda característica que me sorprende.

Si para cada estructura armónica (por ejemplo, un acorde Perfecto Mayor) tenemos la posibilidad de colocarla en cualquiera de las 12 notas y obtener un acorde distinto (Do M, Re M, Fa# M, Lab M, etc…), con el acorde de 5ª aumentada sucede que sólo existen 4 acordes distintos.

Te los presento a continuación…

LOS CUATRO ACORDES DE 5ª AUMENTADA

Sí, tan sólo 4.

Fíjate bien: el que empieza en la nota DO, en la nota DO# (o REb), en la nota RE y en RE# (o Mib).

Si intentamos crear el acorde de 5ª aumentada a partir de cualquier nota desde el Mib, obtendremos uno de los 4 acordes anteriores.

Un ejemplo: desde la nota Mi el acorde resultante sería: Mi-Sol#-Si#, es decir: Mi-Sol#-Do, que es el primer acorde que hemos visto, pero invertido (el que comienza en la nota Do, Do-Mi-Sol#).

Es decir, las tres inversiones tienen la misma estructura. Cualquiera de sus notas puede funcionar como fundamental.

Ningún otro acorde de 3 notas cumple esta propiedad, si quieres comprobarlo visita este post donde te muestro todos los acordes de 3 notas (si conoces algunos acordes de 4 notas, el que sería similar es el de 7ª disminuida, ya que secciona la 8ª en 4 zonas de igual tamaño, por lo que sólo existen 3 acordes distintos; pero ya me estoy yendo por las ramas, era por curiosidad :D)

Le he pedido a Ángel que te muestre las posiciones más comunes del acorde en la guitarra. Aquí las tienes:

EL ACORDE DE 5ª AUMENTADA Y EL CÍRCULO DE QUINTAS: MODULA A DONDE QUIERAS

Llegamos a la parte que más me gusta de hoy.

Una de las formas en que más se emplea el acorde de 5ª aumentada es para modular a tonalidades bastante lejanas a la inicial.

Es decir, te permite moverte por otras tonalidades con muchas diferencias de alteraciones entre sus armaduras, simplemente colocando este acorde en medio (más o menos, si hay conducción de distintas voces ya hay que tener más cuidado). ¡Y para mi gusto queda genial!

Porque encima te permite modular manteniendo siempre como notas comunes 2 de las 3 notas del acorde. Esto provoca que el cambio nos suene más natural, menos chocante (aunque nos estemos moviendo muy lejos en el círculo de quintas, ahora te lo enseño).

Sencillo, ¿no?

De hecho, voy a mostrarte cómo con los 4 acordes de 5ª aumentada que existen puedes ir a cualquier tonalidad mayor o menor. Simplemente cambiando una nota.

Esto no lo pueden decir todos los acordes.

Presta mucha atención.

Si subimos (o bajamos) 1 semitono cualquier nota del acorde de 5ª aumentada, llegaremos a un acorde Perfecto Mayor (o Perfecto menor) distinto. Si estamos modulando, podremos ir a 6 tonalidades distintas (3 mayores y 3 menores).

Observa, por ejemplo, qué pasa cuando elevo un semitono cualquier nota del acorde Do-Mi-Sol#. Comenzando con la nota superior (Sol sostenido):

Como puedes observar, nos iríamos a un acorde de La menor (en 1ª inversión).

Aquí empieza lo importante.

El acorde de 5ª aumentada funciona muy bien como sustituto de una dominante, ya que tiene una sonoridad similar y contiene la tensión que se resuelve posteriormente con una tónica.

Vamos a comprobarlo intentando modular desde Do Mayor a La menor:

(Audio 4 - Modulación Do M - La m)

Como quiero ser lo más esquemático posible no voy a entrar en detalles de conducción de voces. Simplemente quiero que observes la sucesión de acordes.

En el gráfico anterior he empleado una dominante secundaria (a veces cifrada con el grado y un asterisco, o bien como dominante del grado hacia el viaja, en este caso V/VI) que contiene la sensible (Sol#) que resuelve en la nueva tónica (La).

Si después de estos acordes retomásemos la tonalidad de Do Mayor, se cifraría como dominante secundaria.

Si nos quedamos en La menor, habríamos modulado tomando como acorde común, el I grado de Do M (y III de La menor), es decir, el acorde de Do PM (Do-Mi-Sol), que pertenece a ambas tonalidades.

Sustituyendo el acorde de dominante por un acorde de 5ª aumentada:

(Audio 5 - Modulación Do M - La m con 5aum)

¿Has notado que suenan muy parecido?

Realmente la única nota de diferencia es el Do (que antes era un Si), pero sigue estando la tensión de la sensible (Sol#) que resuelve en tónica (La). Por eso funciona tan bien como sustituto de una dominante (comparte las 2 notas principales: dominante y sensible, en este caso Mi y Sol#)

En este caso el acorde puente entre una tonalidad y otra podría ser de nuevo el acorde Do PM, o bien considerar el acorde de 5ª aumentada como nexo entre ambas (ya que comparte mínimo dos notas con cualquiera de ellas: Do y Mi).

Ok. Ya hemos visto el primer uso de una 5ª aumentada. Pero realmente no era muy complicado modular desde Do Mayor a La menor. Tienen la misma armadura (ninguna alteración).

Vamos a complicarlo un poco.

¿Te acuerdas de que cualquiera de las notas de un acorde de 5ª aumentada podía funcionar como fundamental?

También ocurre lo mismo con la nota que funciona como Sensible para resolver en una nueva tónica.

Si en vez de tomar el Sol # anterior como Sensible, tomo cualquier otra nota de las 2 del acorde, modularé a una tonalidad distinta. Por ejemplo, elevando un semitono la nota MI:

Puedes ver como el acorde final es Fa menor (Do-Fa-Lab) en 2ª inversión.

Fíjate que la nueva sensible (Mi) sigue resolviendo en la nueva tónica (Fa). El acorde también contiene a la nueva dominante (Do).

Por cierto, en éste último ejemplo he enarmonizado el Sol#, convirtiéndolo en un Lab (que es la nota que pertenece a la tonalidad de Fa menor)

(Audio 6 - Modulación Do M – Fa m con 5aum)

¿A que ya suena algo más inesperado?

Esto es porque auditivamente seguimos percibiendo como sensible al Sol #.

Aquí es donde entra en acción el acorde de 5ª aumentada, cambiando la sensible sin que nos demos cuenta.

El último ejemplo sería tomar como sensible la nota Do (habría que enarmonizarla como Si sostenido para que resuelva correctamente en Do#). Elevando un semitono dicha nota:

Efectivamente, elevando la primera nota (DO) un semitono, estaríamos en Do# menor (Do#-Mi-Sol#).

(Audio 7 - Modulación Do M – Do# m con 5aum)

Bien, ¿no?

Ya llevamos 3 modulaciones a tonalidades distintas.

¿Y qué ocurre si en vez de elevar un semitono desciendo?

Podríamos modular a:

  • Desciende la nota DO: Mi Mayor en 2ª inversión (Si-Mi-Sol#)
  • Desciende la nota MI: Lab Mayor en 1ª inversión (Do-Mib-Lab)
  • Desciende la nota SOL#: Do Mayor en Estado Fundamental (Do-Mi-Sol)

En los 3 últimos casos el acorde ya no funcionaría tan bien como sustituto de una dominante, ya que no habría sensible resolviendo en tónica de forma ascendente (que es lo normal). Sin embargo, se podría seguir modulando a otras tonalidades, manteniendo dos de las 3 notas del acorde (aunque es probable que los cambios te suenen algo más “chocantes”).

Si colocamos las 6 tonalidades en el círculo de quintas, podemos ver cómo podemos “viajar” por él simplemente con este acorde (en este caso a las tonalidades con 4 bemoles, 4 sostenidos o sin alteraciones en la armadura):

En los otros 3 acordes de 5ª aumentada ocurre algo similar: podemos ir a 6 tonalidades distintas, y se forma la misma figura en el círculo de quintas, completándolo.

¿Qué te parece?

¡A mí magia!

Al principio cuando intentas comenzar a modular en una obra puede parecer una odisea simplemente ir a la tonalidad más cercana.

Tener un acorde a mano para poder ir a cualquier sitio viene genial, por ejemplo, para improvisar. O para crear cualquier cambio inesperado en una canción.

Por ejemplo, te muestro un compás de música que puede llevarte a cualquier tonalidad:

Son los 4 acordes de 5ª aumentada colocados en forma de serie. Podemos continuarla o acortarla para detenernos en uno u otro acorde, y con ello ir a cualquiera de las 6 tonalidades disponibles para cada uno.

Creo que es uno de los puntos fuertes del acorde. En el momento en que suena puede resolver de muchas formas distintas, lo que despista nuestras expectativas. Si encima lo usamos en forma de serie ya ni te cuento.

Por eso es muy típico que aparezca (en formatos audiovisuales: películas, TV, videojuegos…) en momentos de particular intriga, cuando no se sabe lo que puede pasar, etc…

Te recomiendo que lo pruebes en distintas situaciones y veas cómo suena.

Creo que te va a gustar.

POR ÚLTIMO…

Algunos consejos.

Por ejemplo, no es conveniente que uses un acorde de dominante “normal” junto a uno con la 5ª aumentada, ya que se produciría un “choque” de segundas menores (en el siguiente ejemplo, Re-Re#). A no ser, claro, que estés buscando ese tipo de sonoridad (existen ejemplos como el acorde de doble sensible que emplean sonoridades similares).

Tampoco es conveniente, cuando trabajes con 4 voces, duplicar la sensible (ya que al resolver ambas en tónica obtendríamos dos octavas paralelas, algo que se intenta evitar en la armonía tradicional). Debes tenerlo en cuenta a la hora de moverte a una u otra tonalidad.

Por otra parte, en algunos foros he encontrado la duda siguiente: ¿podría crearse un acorde de 5ª aumentada a partir de un acorde Perfecto menor?

Voy a intentar dar una respuesta.

Vamos a crear un acorde así desde Do: nos quedaría Do-Mib-Sol#, cierto?

Pero esas 3 notas también se pueden escribir como Do-Mib-Lab, que es un acorde de Lab Mayor (Lab – Do – Mib) en 1ª inversión, y lo que nuestro oído escucha en realidad.

Con esto espero haber resuelto esa duda (¡crea el acorde de 5ª aumentada desde uno mayor!)

Y como último comentario, me gustaría decirte que podríamos emplear el acorde de 5ª aumentada de muchas otras formas distintas.

Puedes investigar qué ocurriría si en lugar de mantener 2 de las notas del acorde al modular a otra tonalidad, mantenemos tan sólo una.

Se ampliaría enormemente el campo de tonalidades a las que podríamos viajar, de nuevo, sólo con un acorde.

¡Y nada más!

Espero que te haya gustado el artículo.

¡Muchas gracias por tu atención!

Javier Rodríguez Ríos
Javier Rodríguez Ríos

Estudié 11 años de Piano y 4 de Composición Musical. En 2017 creé la Escuela Online de Música (EOM), donde intento ayudar a personas como tú a aprender lenguaje musical, armonía, etc… Si quieres acceder a la comunidad EOM puedes empezar descargando gratis el e-book que tengo preparado: “3 conceptos fundamentales para comenzar a leer música”.

Share This